¿Cómo afectan los teléfonos inteligentes el tiempo familiar?

¿Pasas más tiempo en tus teléfonos inteligentes o miras televisión y haces menos actividades familiares en casa? Tenga cuidado, el bienestar social y emocional de su hijo podría estar en juego. Según los científicos, la tecnoferencia (el término utilizado para definir las interrupciones cotidianas en las interacciones cara a cara debido a los dispositivos tecnológicos) puede llevar a los niños a mostrar más frustración, hiperactividad, lloriqueos, enfurruñamientos o berrinches.

Los teléfonos inteligentes durante el tiempo familiar pueden afectar el bienestar emocional del niño

“Es más probable que los niños actúen a lo largo del tiempo en respuesta a la tecnología en lugar de internalizar”, dijo Jenny S. Radesky de la Universidad de Michigan en los EE. UU. El estudio demostró que en casi todos los casos, un dispositivo o más se inmiscuía en las interacciones entre padres e hijos en algún momento durante el día.

Además, los padres que usan su teléfonos inteligentes para escapar del estrés del mal comportamiento de su hijo pueden empeorarlo. Porque cuando tienen sus dispositivos, tienen menos conversaciones con sus hijos y son más hostiles cuando tratan de llamar su atención.

El uso de la tecnología para escapar de los berrinches de los niños privó a los padres de la oportunidad de proporcionar un apoyo emocional significativo y una retroalimentación positiva a sus hijos, causando que vuelvan a un comportamiento aún más problemático, explicó.

“Estos resultados respaldan la idea de que las relaciones entre la tecnología de los padres y el comportamiento de externalización infantil son transaccionales y se influyen mutuamente con el tiempo”, dijo Brandon T. McDaniel de la Universidad Estatal de Illinois.

“En otras palabras, los padres que tienen hijos con más problemas de externalización se vuelven más estresados, lo que puede llevar a su mayor abstinencia con la tecnología, lo que a su vez puede contribuir a más problemas de externalización infantil”, agregó McDaniel.

El estudio publicado en la revista Pediatric Research, incluyó datos de 172 familias de dos padres, un total de 337 padres que tuvieron un hijo, de 5 años o menos.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Cada día, trato de crear nuevo contenido para ti. Sígueme en las redes sociales y suscríbete a mi canal.

Si no sirves para servir, tampoco sirves para vivir. By: ElTecnólogoEM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: