Google ha cambiado poco en cuanto a diversidad

Google acaba de publicar hace unos días la última edición de su informe de diversidad. En el mismo, la compañía destaca la composición de su fuerza laboral. Todo ello en nombre de la transparencia y de dar una apariencia de honestidad.

A pesar de las afirmaciones aparentemente interminables de Google de que quiere hacer más para mejorar la diversidad. El informe muestra que poco ha cambiado en el último año. Las mujeres todavía representan menos de un tercio de la fuerza de trabajo. Y la compañía tiene una alta tasa de desgaste para los empleados negros.

Realmente ha habido muy pocos cambios en las cifras desde el año pasado. Y Google reconoce que aún queda mucho por hacer. Danielle Brown, directora de diversidad e inclusión de la compañía, escribe sobre el informe anual de diversidad de Google para 2018. Brown admite que Google debe hacer más para lograr la diversidad deseada y los resultados de inclusión. Esto a pesar del esfuerzo significativo de la compañía en materia de diversidad y de algunos puntos de éxito.

Cambios porcentuales poco perceptibles

El informe de diversidad de Google 2018 revela que las mujeres representan el 30.9 por ciento de la fuerza de trabajo global de la compañía. Y por su parte, los hombres representan el 69.1 por ciento de la fuerza de trabajo.

En términos de raza y origen étnico (solo datos de EE.UU.) 2.5 por ciento de la fuerza laboral de Google es negra, 3.6 por ciento es hispana/latinoamericana, 36.3 por ciento es asiática, 4.2 por ciento es multirracial (dos o más razas), 0.3 por ciento son nativos americanos, nativos de Alaska, nativos de Hawai o de las islas del Pacífico; y el 53.1 por ciento es blanco.

Todo lo anterior quiere decir que la representación para mujeres, negros y latinos Googlers es similar al año pasado. Aumentando por solo 0.1 puntos porcentuales (ppt) para cada uno de estos grupos.

Además de mostrar cifras algo decepcionantes para la diversidad, el informe incluye tasas de deserción de empleados por primera vez. Parece que Google no solo está teniendo problemas para atraer a los trabajadores negros y latinos. Sino que tiene problemas para hacer que se queden.

La inclusión lleva a menos desgaste del empleado

Las tasas de desgaste en 2017 fueron más altas para los Googlers negros, seguidos por los Googlers de Google. Y los más bajos para los empleados asiáticos. Las tasas de desgaste, aunque mejoraron en los últimos años, han compensado algunas de las ganancias de contratación.

Esto ha llevado a menores aumentos en la representación de lo que Google hubiera visto de otra manera. Desde la compañía, dicen estar trabajando duro para comprender mejor qué es lo que impulsa una mayor deserción. Y tomar medidas enfocadas para mejorarla.

La empresa dice: “Con base en las encuestas a empleados, hemos aprendido que la sensación de inclusión se asocia con un menor desgaste. Especialmente en las personas de color. Por lo tanto, estamos acelerando los esfuerzos para garantizar que todos los Googlers, y en particular los de grupos con poca representación, experimenten a Google como un lugar de trabajo inclusivo”. Puede consultar el informe completo en el sitio web de Google.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Cada día, trato de crear nuevo contenido para ti. Sígueme en las redes sociales y suscríbete a mi canal.

Si no sirves para servir, tampoco sirves para vivir. By: ElTecnólogoEM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: