¿Es suficiente una contraseña fuerte?

¿Es suficiente una contraseña fuerte?¿Es suficiente una contraseña fuerte?

Cada día aumenta nuestra presencia en la red, rede sociales, correo electrónico, servicios en la nube en general. Estamos viviendo la época Cloud, donde todo se está migrando a internet, tenemos un constante afán por tener todo disponible en todo tiempo, si pensar en las implicaciones que esto acarrea, pero lo más triste del caso es que confiamos una gran cantidad de información privada a empresas que no sabemos qué harán con esa información.

¿Sabías que toda tu información está protegida solo por una contraseña?

Que tan segura es tu contraseña? Usas la misma clave para todos tus servicios? Usas el factor de doble autenticación? Usas toquen de seguridad?: Estas son algunas de las preguntas que deberías responder si posees muchas cuentas en diferentes servicios en la internet, imaginamos que tienes cuenta de correo electrónico, redes sociales, almacenamiento en la nube y un posible largo etcétera. Si estamos en lo correcto, es posible que estés usando la misma clave para todos estos servicios, déjame decirte que esa es la peor idea que puedas tener, por experiencia sabemos que no existe la clave perfecta e infalible.

Se conocen muchos métodos para investigar las credenciales de los usuarios, uno de los más populares es el “Phishing”, que consiste en emular un sitio web, el cual ante los ojos del usuario resulta idéntico al genuino, salvo que cuando introduces tus credenciales los envía a un tercero sin buenas intenciones. Otra es las infecciones por virus, malware y otros códigos maliciosos que se alojan en las computadoras, se mantienen ocultos enviando información privilegiada a desaprensivos que solo esperan el momento perfecto para atacar.

Todo esto se reduce en que tan fuerte es tu contraseña, aun que la contraseña solo es el primer paso, pero basta el sentido común para proteger tu privacidad, déjame darte algunas pautas:

  • Siempre teclea las direcciones, especialmente si son sensibles como aplicaciones bancarias, redes sociales, correos, etc.
  • Nunca des clic en enlaces, conocidos o no, a menos que confíes 100% en el remitente.
  • Si el servicio disponle de medidas extras de seguridad, actívalas.
  • La facilidad de uso, por lo general no es parte de la seguridad.
  • Cambia las claves al menos cada 60 días.
  • No uses la misma clave para todo.
  • Nunca introduzcas tus datos en páginas que no tengan SSL.
  • Realiza un escaneo profunda al menos cada 15 días.

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar, para evitar que tus credenciales de accesos se vean comprometidas y evitar exponer tu información privada.

Si te gusto éste artículo, compártelo y ayúdanos a concienciar a otros.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Comenta

Deja un comentario