¿Vale la pena comprar una réplica china de un smartphone famoso?

¿Vale la pena comprar una réplica china de un smartphone famoso?

Cada día son más las personas que se embarcan en la compra de smartphones chinos (generalmente réplicas de otros smartphones famosos) en lugar de comprar smartphones de gama baja o gama media de otros fabricantes consolidados en el sector, como Apple, Samsung, HTC, Motorola … Las ventajas, aparentemente, son bastantes, como el reducido precio de estos smartphones chinos o las normalmente buenas características técnicas que poseen y que sobre el papel, parecen estar a la altura de los mejores del mercado.
Sin embargo, la realidad es bastante diferente, pues esos fabricantes de marca blanca juegan con la ignorancia de los consumidores. Un ejemplo lo podemos ver en las cámaras, las cuales suelen tener una cifra de megapixeles bastante alta, lo que es interpretado por la mayoría de usuarios como una buena cámara. Pero, como muchos ya saben, los megapixeles no lo son todo en este mundo de las fotografías, sino que influyen muchas más cosas como los lentes, la calidad del sensor, el postprocesado… Y es ahí donde estos smartphones chinos pecan y donde los fabricantes “estandar” marcan las diferencias. Y, a pesar de lo que muchos puedan creer, esas diferencias son bastante grande.
Otro ejemplo muy claro son los procesadores. Los fabricantes de smartphones chinos anuncian CPUs de cuatro núcleos a 1.9 GHz, lo que, en principio, está a la par de un Samsung Galaxy S4. Sin embargo, ya sabemos que los núcleos y la frecuencia de reloj no determinan en exclusiva el buen rendimiento de un procesador. También influyen cosas como los tipos de núcleos empleados, la arquitectura del SoC Una serie de detalles que, para el usuario estándar, pasan desapercibidos –dado que requieren un mayor nivel de conocimientos– pero que marcan enormemente las diferencias. Y si quieres comprobarlo, basta con pasar un benchmark en uno de los muchos smartphones chinos y comparar los resultados con los obtenidos en un smartphone de una marca consolidada y que, en teoría, está al mismo nivel.

Lo barato sale caro.

A esto debemos añadir que el soporte técnico que normalmente proporcionan estos fabricantes de smartphones chinos es infinitamente inferior a los fabricantes “consolidados”, un punto que quizás no tenga importancia en el momento de la compra pero que, en el futuro (especialmente si eres de los que cambia de smartphone cada año y medio aproximadamente), puede ser algo por lo que te arrepientas.
Todos estos detalles influyen claramente en la experiencia de usuario que estos smartphones chinos proporcionan a los consumidores, la cual, en la mayoría de casos, no es comparable a la que los smartphones de otros fabricantes consolidados ofrecen. Por tanto lo mejor que pueden hacer, queridos lectores, es evitar este tipo de copias chinas y adquirir smartphones de fabricantes consolidados. Y en el caso de que no deseen gastar mucho, siempre quedan los iPhone 5sMoto G, Nexus 5 y Lumia 520, los cuales se mueven en la misma gama de precios que estos smartphones chinos pero ofrecen unas experiencias de usuarios infinitamente mejores.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario