Un bombillo podrá cargar sin cables todos tus dispositivos.

La tecnología de Wi-Charge usa un transmisor para que un celular, bocina u otro dispositivo con un recibidor use luz infrarroja para cargarse de forma inalámbrica.

La carga inalámbrica actual requiere que coloques tu dispositivo directamente sobre una almohadilla de recarga. Si lo levantas unos centímetros, la carga se detiene y la almohadilla tiene que estar siempre conectada a la electricidad. Pero ésta no es la carga inalámbrica que queremos — no hay realmente un espacio entre la almohadilla de carga y el celular, y mucho menos reduce al máximo el uso de cables.
Wi-Charge cree tener la respuesta correcta con una carga inalámbrica verdadera.
La tecnología de Wi-Charge permite que tu celular u otro dispositivo se pueda cargar mientras te mueves a través de una habitación o colocándolo en cualquier parte de ella, gracias a una luz infrarroja que transmite la electricidad entre un transmisor que se puede colocar en el techo o pared a un celular, tableta, bocina u otro dispositivo que cuenta con un receptor.
La tecnología de Wi-Charge permite entregar hasta 10 vatios de energía en un área de más de 9 metros para cargar uno o múltiples dispositivos a la vez. La startup asegura que su luz infrarroja y tecnología no representa ningún daño para la salud de los humanos y dice que promete “ofrecer duración de batería ilimitada a toda clase de dispositivos inalámbricos”.
Wi-Charge llegará al mercado en la primera mitad de 2016 con un pequeño transmisor que se puede colocar en un enchufe y son recibidores que pueden ser integrados en dispositivos del hogar inteligente o domótica, incluyendo cámaras IP y sensores inteligentes. El precio del transmisor será de entre US$50 y US$100.
La solución para teléfonos celulares se encuentra en desarrollo y consta de una cubierta que contaría con el recibidor, pero se espera que en un futuro pueda ser integrado directamente por los fabricantes en los dispositivos. Asimismo, la empresa espera que su transmisor pueda reemplazar en un futuro un bombillo tradicional. De esta manera, el futuro podría permitir que estos transmisores se puedan colocar en diferentes puntos de las oficinas para que todos los empleados puedan cargar sus celulares automáticamente mientras están trabajando.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario