Twitter erradica bot antinazi “Imposter Buster”, creada para exponer cuentas racistas

Una cuenta de Twitter diseñada para alertar a los usuarios sobre cuentas racistas ha sido cerrada por la propia plataforma. Imposter Buster era una cuenta automática o “bot” creada por el periodista Yair Rosenberg en un intento de exponer el racismo en la popular red social.

Muchas personas dieron el visto bueno a las actividades de Imposter Buster. Estas incluían unirse automáticamente a las conversaciones de usuarios racistas de alto perfil en un intento de exponer a los usuarios de minorías étnicas. Sin embargo, Twitter vio las cosas de manera diferente y sancionó al bot con una prohibición permanente.

Imposter Buster: un aliado contra el racismo

En un artículo de opinión para el New York Times, Rosenberg explica su punto de vista. Dice que el bot que creó estaba diseñado para ayudar a Twitter a hacer su trabajo. Siendo este el de identificar a los racistas para que pudieran ser expulsados ​​de la plataforma.

Acerca del bot, Rosenberg decía lo siguiente: “Utilizando una base de datos de multitud de fuentes, cuidadosamente seleccionadas por nosotros para evitar falsos positivos, el bot patrullaba Twitter. E intervino cuando los impostores trataban de insinuarse en una discusión”.

Teniendo en cuenta las buenas intenciones de Imposter Buster, es sorprendente encontrarse con la prohibición del bot. Dicha prohibición surgió partiendo de las quejas de aquellos a los que el bot apuntaba. Por supuesto, siendo “victimas” de acusaciones de racismo, muchos no recibieron bien el bot.

Rosenberg dice: “La gran ironía de todo este asunto es que Impostor Buster estaba haciendo el trabajo de Twitter. La plataforma ha sido notoriamente propensa al abuso desde su inicio y ha tenido problemas para frenarlo. Sin embargo, en lugar de pedirle a Twitter que nos brinde una solución de arriba hacia abajo, creamos uno de abajo hacia arriba.”

El creador del bot dice que entre él y su equipo usaron las herramientas de Twitter para defenderse a sí mismos. Eso hasta que la red social decidió dar de baja al “sheriff”. Por otro lado, Rosenberg reitera que si la plataforma social quiere ser rescatada de las manos de los trolls, ésta tendrá que fomentar esfuerzos como Impostor Buster. No luchar contra dichos esfuerzos.

Lo que Twitter tiene que decir al respecto

La empresa no se quedó callado ante las acusaciones de Rosemberg. La plataforma expresa que la eliminación del bot está totalmente justificada. De acuerdo con Twitter, Imposter Buster fue responsable de publicar grandes volúmenes de contenido duplicado. Y también hubo quejas sobre spam publicado por el bot.

La compañía ha emitido una declaración al respecto: “En Twitter agradecemos el uso de nuestro servicio para contrarrestar el discurso de odio. Y promover la positividad, la unidad y la comprensión. Creemos que este tipo de contra discurso es un uso saludable de Twitter y una parte necesaria de una democracia vibrante”.

Continuan la declaración diciendo que “Todos en Twitter deben seguir las Reglas de Twitter. Eso incluye nuestras reglas que prohíben la conducta de odio. Así como las reglas que prohíben el comportamiento fraudulento y las menciones automatizadas de otras personas.”

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Cada día, trato de crear nuevo contenido para ti. Sígueme en las redes sociales y suscríbete a mi canal.

Si no sirves para servir, tampoco sirves para vivir. By: ElTecnólogoEM

Deja un comentario