Rivales del iPhone 6…

El mercado de los smartphones está en constante evolución. Las ferias tecnológicas (como el MWC celebrado recientemente en Barcelona) sirven para conocer qué dispositivos marcarán tendencia en los próximos meses. El iPhone de Apple suele ser una de las principales referencias del sector. Las comparaciones son inevitables y la rivalidad entre compañías lleva muchas veces a mostrar un producto como alternativa al teléfono de Apple. 

Como Apple nunca acude al MWC, sino que por lo general presenta sus nuevos iPhone al inicio del otoño, la reunión se convierte en una buena ocasión para desvelar cuáles serán los nuevos rivales del legendario teléfono de la manzana mordida. Desde Eroski Consumer se exponen cuáles son para 2015 las principales alternativas al iPhone 6. 

Samsung Galaxy S6, el gran rival

La gama Galaxy ha sido siempre la gran rival del iPhone en todas sus versiones, en una guerra que ha llegado a los juzgados por pleitos de patentes y que ha implicado multas millonarias y prohibiciones temporales de venta de los respectivos modelos tanto en Estados Unidos como en Asia. 
Ahora puede decirse que ambas marcas se inspiran mutuamente y, por tanto, Samsung ha decidido competir también con dos modelos de su S6, de estética y tamaño muy similar a la gama 6 de Apple: el Samsung Galaxy S6 y el S6 edge, que tiene el mismo tamaño pero aprovecha mejor la pantalla al tener los laterales curvos, gracias a la tecnología Super AMOLED. Estos laterales permiten manejar el móvil de modo táctil en scroll, así como acceder a información complementaria: el tiempo, índices de la bolsa, etc. Pesan 138 gramos y tienen un grosor de 6,8 milímetros. Ambos presentan una carcasa compacta con contornos metálicos, más sólida que en modelos anteriores.

Además, el vidrio de pantalla pasa a ser Gorilla Glass, la misma tecnología resistente que usa el iPhone. Su tamaño es de 5,1 pulgadas, con una resolución de 2.560 x 1.440 píxeles, superior a la de los iPhone, con lo que sus características multimedia mejoran mucho, en especial en los vídeos. El procesador Exynos 7 de ocho núcleos viene acompañado de tres gigabytes de memoria RAM y hasta 128 gigabytes de memoria interna (hay modelos de 32 y 64 gigabytes), si bien sin la posibilidad de utilizar tarjetas SD. 

En cuanto a la óptica, la cámara trasera alcanza los 16 megapíxeles de resolución, mientras que la delantera llega a los cinco migapíxeles, valores superiores a los del iPhone 6. Posee, además, un sistema de identificación táctil similar al del iPhone, pero que también es capaz de leer el ritmo cardíaco, así como otros sensores del entorno exterior. 
Por otro lado, a su tradicional chip NFC, Samsung le añade en el S6 la función LoopPay, que compite con Apple Pay y permite hacer pagos desde el móvil. Su precio está a la altura de su calidad: 699 euros por el modelo base de 32 gigabytes de memoria, 799 por el de 64 gigabytes y 899 por el de 128 gigabytes. 

Lumia 640 y XL 

Desde que Microsoft compró la marca Nokia, parece haber trabajado más en el software para sus nuevos móviles que en la maquinaria, la verdadera especialidad de los finlandeses. Por eso, el principal atractivo de la gama Lumia 640 y su versión grande XL será la incorporación de Windows 10 como sistema operativo cuando aparezca la actualización, aunque de momento sale con Windows 8.1. Con él, el teléfono se podrá sincronizar sin problemas con la tableta o el ordenador del usuario y compartir todo tipo de archivos, programas y aplicaciones en una misma ‘nube’. También se podrá compartir el historial de navegación, y aunque esto es algo que ya se puede hacer entre los Mac y los smartphones de Apple, la proporción de ordenadores con Microsoft sigue siendo muy superior. 
En cuanto a las características técnicas, ambas variantes presentan versiones en 3G y dos ranuras para tarjeta SIM (dual SIM) y otras con 4G y una sola tarjeta SIM. El tamaño de pantalla del modelo estándar es de cinco pulgadas y el del XL, de 5,7. Poseen una memoria interna de ocho gigabytes, aunque aplicables mediante tarjetas SD. 
Este móvil no tiene un aspecto especialmente lujoso: la carcasa es de plástico de colores y el procesador es un Snapdragon 400 a 1,2 gigaherzios, una potencia no muy alta. El peso del modelo estándar llega a los 145 gramos y el del XL, a 171 gramos, mientras que el grosor varía entre los 8,8 y los 9 milímetros (hay modelos más competitivos en estos aspectos). 
Sin embargo, Microsoft pone el acento en unos costes muy ventajosos en relación a la calidad: 139 euros para el Lumia 640 estándar 3G y 159 euros para la versión 4G. El XL valdrá 189 euros en 3G y 219 en 4G. Sin duda, estos precios están pensados para facilitar la penetración de Windows 10 en el mercado y puede resultar interesante aprovecharlos.

 HTC One M9 

Como otro gran rival figura el HTC One M9, que se muestra como una evolución de anteriores modelos del fabricante taiwanés, pero con la versión del sistema operativo Android 5.0, también llamada Lollipop, la misma que usan los Galaxy S6. Tiene una pantalla de cinco pulgadas envuelta en una carcasa compacta de aluminio, lo que le da el empaque y la resistencia de los iPhone y los Galaxy. Sin embargo, pierde frente a estos en ergonomía, ya que el grosor del teléfono es de 9,6 milímetros y su peso de 157 gramos; estas medidas, de todos modos, encajan bien dentro de la gama alta. 
Un aspecto por el que sobresale este móvil es la potencia de su procesador: un Snapdragon 810 con cuatro núcleos que van a dos gigaherzios y otros cuatro a 1,5 gigaherzios y que se combinan con una RAM de tres gigabytes. En cuanto a la memoria interna, comienza en los 32 gigabytes y tendría una versión de 64 gigabytes ampliable mediante tarjetas SD. 
La definición de pantalla, en cambio, se limita a los 1.080p, que pierde frente a las características de la Retina del iPhone o las de los S6. Sin embargo, HTC sí apuesta por la óptica, con una cámara trasera de 20 megapíxeles -no hay otra con mayor resolución- y grabación de vídeo en definición 4K. La cámara delantera tendrá solo cuatro megapíxles y dejará hacer videoconferencias. 

LG Flex 2 

Este rival del iPhone 6 destaca por un potente procesador Snapdragon 810 con dos gigabytes de memoria RAM. Su pantalla mide 5,5 pulgadas, por lo que roza el sector phablet, la resolución es de 1.080p y la densidad, de 403 píxeles por pulgadas. Pesa 152 gramos, lo que está muy bien dado su tamaño. De grosor tiene 9,2 milímetros. La cámara trasera es de 13 megapíxeles.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario