¿Qué hay detrás de los mails de publicidad?

Es de lo más normal que llegue un correo electrónico que dice que puedes conseguir trabajo muy fácil o que estás a un paso de sacar el mejor crédito de tu vida. La realidad es que prácticamente todo los mails de ese estilo no son más que mentiras y se trata de trampas. Tras esos correos electrónicos la mayoría de las veces hay programas maliciosos.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) detectó la semana pasada más de 11.500 correos electrónicos fraudulentos en apenas 24 horas, informó ABC.
La mayoría de las veces que se ingresa a un enlace desde unos de estos correos, el usuario debe ingresar información personal que va desde el nombre y apellido hasta, en oportunidades, claves. Esa información queda almacenada en servidores de piratas informáticos que, más tarde, utilizan los datos para todo tipo de acciones que van desde fingir la identidad hasta ver si la clave está repetida y se puede usar para hackear cuentas.
¿Por qué nos llegan los correos electrónicos? Cada vez que nos registramos en un servicio y ponemos nuestro email, el usuario se arriesga a que su información termine siendo vendida. Sea como sea, hay servicios, como Twitter o Facebook que aseguran que la información personal nunca será filtrada.
“Una base de datos con un millón de registros válidos, es decir, de direcciones de correo, se cotiza por más de 6.000 euros”, asegura Carlos Díaz, experto en seguridad informática, según informa ABC.

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario