Ensambla tu propia computadora II; Que necesitas para empezar

Después de haber repasado las nociones básicas y los materiales que hacen falta para construir tu propio PC, es hora de dar el siguiente paso: elegir los componentes concretos que queremos que tenga y comprarlos. Elegirlos bien es uno de los momentos críticos en todo el proceso, así que conviene realizarlo con cuidado.

En la entrega anterior dividimos los PCs en 3 categorías de menor a mayor potencia según las necesidades de cada usuario. En esta, repetiremos la jugada dando 3 configuraciones estándar para cada una de ellas. Si la parte técnica no es lo tuyo, puedes saltar directamente a la teoría y comprar cada una de las partes que se especifican para cada modelo, en el siguiente capítulo hablaremos de cómo montar todas ellas sin morir en el intento.

Anatomía de un PC: qué detalles mirar para cada componente

Procesador: aquí realmente sólo hay dos marcas relevantes: Intel y AMD. Las ventajas y las desventajas van opuestas según uno y otro: los AMD suelen ser más baratos, pero los Intel (generalizando, cuidado) suelen ser tener mejor rendimiento y tecnologías más avanzadas. Por otra lado, hay otros dos detalles que debemos tener en cuenta, la velocidad y el procesamiento multihilo (hyperthreading). A más velocidad el procesador puede “procesar”, valga la redundancia, operaciones más rápido, con tecnología multihilo aumenta la eficiencia. Como regla muy general: para juegos es mejor más velocidad, para edición de vídeo y otras tareas, mejor mirar el threadingSea cual sea el que cojas: ¡Asegúrate de que la placa sea compatible!.

Placa madre (MotherBoard): aquí lo primero que hay que mirar es si está diseñada para AMD o para Intel, es lo que se conoce como el socket.. Para AMD se suele acompañar de un “AM3” y para Intel de un “LGA 1150”. Por otro lado, y dependiendo de la máquina, debemos mirar el máximo de RAM que es capaz de soportar (más sobre eso en el siguiente apartado), la mayoría en los modelos actuales y más o menos recientes llegan hasta los 16 o 32 GB de RAM sin problema. Más detalles adicionales a mirar: ¿Tiene WiFi integrado? ¿Con cuántos slot de RAM cuenta? ¿Tiene gráficos integrados (menos potentes, pero sirven para la mayoría de tareas ligeras)? ¿Qué tamaño tiene (según eso deberemos comprar una caja u otra?. Buenas marcas: Asus, Gigabyte, MSI. Más baratas: Asrock y Biostar.

RAM: a más RAM, más aplicaciones abiertas podrá ejecutar la máquina sin que le entre “tos” o vaya a tirones. Para juegos lo ideal es quedarse entre 8 y 16 GB. Para edición de vídeo normalmente querremos ir lo más arriba posible. Se venden en distintas configuraciones, así que según los slots o “huecos” que tenga la placa madre para la RAM podremos combinar unas u otras. Si tiene 4, por ejemplo, podremos comprar 4 de 2GB (8 en total) o 4 de 4 (16). etc. Sobre la tecnología, la mayoría de las RAMs estándar de hoy en día utilizan DDR3, con algunas DDR4 aquí y allá que, obviamente, son más caras. Si realmente vamos a realizar tareas que dependan mucho de la RAM, podemos optar por una DDR4 pero hay que mirar que la placa lo soporte (!). Por último, la velocidad es importante en una RAM, sí, pero no tanto. Lo mejor es comprar la velocidad más alta dentro de nuestro presupuesto particular para la RAM. Marcas recomendables: Crucial, Corsair, Kingston.

La gráfica: si el PC es para juegos, esta es una de las partes más complejas. Si vas a querer jugar todo al máximo, lo mínimo por lo que tienes que optar, a día de hoy, es por tarjetas con 2GB de VRAM y unos $250 o $300 dólares.
Va a ser el “alma” de tu experiencia gaming, así que elígela bien. Hay dos fabricantes fundamentales aquí, Nvidia y AMD. Las gráficas a su vez las manufacturan y venden otras marcas: Asus, EVGA o MSI. Al contrario de lo que ocurre en procesadores con Intel y AMD, la carrera aquí está mucho más empatada. Para unos modelos gana una marca, para otros, otra, lo mejor es leer comparativas entre una y otra o, si dudamos escribir en Google “Gráfica 1 vs Gráfica 2”, aparecerán multitud de páginas de benchmarks con más detalles sobre lo que necesitamos. 

Las gráficas overclockeadas de fábrica generalmente (generalmente) no merecen la pena, salvo casos concretos. Sobre todo porque luego lo puedes hacer tú por tu cuenta si lo necesitas. Una vez más, lo mejor es mirar para cada caso particular.

Dico duro: tres cosas a mirar aquí. Por un lado el tamaño, pueden ser de 3,5” pulgadas (más grandes, pero en un PC de torre eso no suele importar) y 2,5” pulgadas (más pequeños). Por otro lado, y lógicamente, cuanto más almacenamiento mejor (Ojo en almacenamiento, no para el Sistema). Por último, tendremos que elegir entre un disco de estado sólido (SSD) y uno tradicional. En general, casi siempre vamos a preferir un SSD por encima de uno tradicional, elimina cuellos de botella a la hora de leer/escribir en disco, reducen los tiempos de carga y en general hacen que todo el sistema vaya más fluido. Dicho eso, también suelen ser sensiblemente más caros. Mi opinión es que es una de las cosas en las que más merece la pena invertir, pero es una elección muy personal. La última opción es montar un sistema híbrido, y colocar la instalación del sistema (Windows o Linux) en el SSD acompañada de los archivos más importantes (vídeos con los que estemos trabajando, por ejemplo, o los juegos con los que más solemos jugar) unido a un disco duro tradicional con más capacidad para guardar el resto de información (otros juegos, películas, fotos, etc). Buenas marcas: Western Digital, Seagate.

Disipador: la mayoría de procesadores, cuando los compramos, suelen venir con su propio disipador de serie. El problema: son mediocres. Mejor comprar un disipador externo y dejar el procesador siempre lo más fresco posible. Además, los disipadores básicos, que son más que suficientes, son baratos. El principal problema con los disipadores que se acompañan de un ventilador es que, sobre todo a la larga cuando cogen polvo, hacen más ruido.

Para los obsesos del silencio y usuarios avanzados puede optarse por refrigeración líquida. No suena apenas y además es más efectiva, pero se acompaña de dos problemas importantes: son bastante más caras y requieren algunos conocimientos avanzados. En general, y para la mayoría de casos, con un disipador normal todo correcto. Buenas marcas: Cooler Master.

Fuente de alimentación: cuanto más “poderosa” sea tu máquina, más energía va a necesitar y más vatios va a necesitar la fuente. Esta calculadora, bastante conocida, te permite seleccionar todos los componentes de tu placa y ver el resultado final. Como regla general, añádele 100 o 200 vatios sobre esa base por si amplías el poder de tu PC en un futuro. Algunas fuentes son modulares, lo que implica que puedes conectar y desconectar solo los cables que necesites, eliminando el interior de la caja de moralla innecesaria y dándole a todo un aspecto mucho más ordenado. Es útil si la carcasa es transparente, si accedemos frecuentemente al interior de nuestro PC o si, simplemente, somos maniáticos del orden. Buenas marcas: Corsair.

La caja: Aquí el factor principal es la estética, es lo que va a “envolver” a tu pequeño, así que es aconsejable escogerla con cuidado. Elementos a tener en cuenta son: el número de ventiladores, el número de bahías para disco duro y número de puertos en la parte frontal.

Dónde comprar

Esto varía enormemente según el país, en el nuestro,OmegaTechCecomsa, para los que les gusta importar, ya sabrán que en Amazon e eBay, o a través de nuestro portal avansys.tk, donde los precios son realmente justos. En tiendas de informática y electrónica especializada a menudo se pueden encontrar ofertas concretas, pero no suelen ser tan agresivas como en tiendas online.
PCPartspicker es también, probablemente la mejor página para encontrar reviews y opiniones de cada componente y cómo se comporta con respecto al resto.

3 opciones para cada rango

Aquí van 3 buenas listas, que si quieres dejarte de complicaciones, puedes utilizar para comprar cada componentes, ademas la tendrás disponible para ordenar en nuestro portal avansys.tk para tu comodidad.

Normal (pero suficiente para jugar la mayoría de juegos al máximo)

  • Procesador: AMD Athlon X4 760K 3.8GHz Quad-Core Processor
  • Placa: ASRock FM2A88X-ITX+ Mini ITX FM2+ Motherboard
  • RAM: A-Data XPG V1.0 8GB (1 x 8GB) DDR3-1600 Memory
  • Disco duro: Hitachi Ultrastar 1TB 3.5” 7200RPM Internal Hard Drive
  • Gráfica: Asus GeForce GTX 960 2GB Video Card
  • Fuente: Silverstone Strider Gold 450W 80+ Gold Certified Fully-Modular SFX Power Supply
Esta es un buen case, cualquier disipador medio en torno a los $20 dólares sirve.
Precio final aproximado: $700/640 dolares.

Intermedio (te durará sus buenos años)

  • Procesador: Intel Core i5-4690K 3.5GHz Quad-Core Processor
  • Disipador: Corsair H60 54.0 CFM Liquid CPU Cooler
  • Placa: Asus Z97-A/USB 3.1 ATX LGA1150 Motherboard
  • RAM: Corsair Vengeance 8GB (2 x 4GB) DDR3-1600 Memory
  • Disco duro: Seagate Barracuda 1TB 3.5” 7200RPM Internal Hard Drive
  • SSD Crucial MX200 250GB 2.5” Solid State Drive
  • Gráfica: Sapphire Radeon R9 290X 4GB Tri-X Video Card
  • Fuente: EVGA SuperNOVA NEX 750W 80+ Gold Certified Fully-Modular ATX Power Supply
  • Caja: Corsair 450D ATX Mid Tower Case
Precio final aproximado: $1200/1100.

La bestia definitiva

  • Procesador:Intel Core i7-5820K 3.3GHz 6-Core Processor
  • Disipador: NZXT Kraken X61 106.1 CFM Liquid CPU Cooler
  • Placa: Asus X99-DELUXE ATX LGA2011-3 Motherboard
  • RAM: Corsair Vengeance LPX 16GB (4 x 4GB) DDR4-2666 Memory
  • Disco duro: Seagate Barracuda 1TB 3.5” 7200RPM Internal Hard Drive
  • SSD: Crucial BX100 1TB 2.5” Solid State Drive
  • Gráfica: EVGA GeForce GTX 980 4GB Video Card
  • Fuente: NZXT HALE82 V2 550W 80+ Bronze Certified Fully-Modular ATX Power Supply
  • Caja: Corsair 760T White ATX Full Tower Case
Precio final aproximado: $2300/2000.

Todo perfecto ¿Y ahora cómo lo monto?

El montaje y el ensamblado de todas las piezas del PC es lo que veremos en la siguiente entrega de la serie. Hasta entonces!

[Vía: gizmodo.com]

Sobre el Autor

ElTecnólogoEM

Técnico en Informática, apasionado y amante de todo lo relacionado con Internet, juegos, consolas, software y las nuevas tecnologías.

Deja un comentario